La demandada, hija del demandante y en cuyo favor se estableció la pensión de alimentos por la que se litiga, no es parte legítima para soportar la acción de modificación de la misma que ejercita el padre.

Carlos Fernández Hernández.- Los hijos, menores o mayores de edad, carecen de legitimación pasiva en cualesquiera procedimientos matrimoniales y de guarda y custodia que se puedan seguir, en relación con medidas personales y patrimoniales que les puedan afectar, como es la pretensión de modificación de la pensión de alimentos.
Así lo ha declarado la Audiencia Provincial de Cantabria en su sentencia 101/2016 (LA LEY 30071/2016), de 17 de febrero de 2016, de la que ha sido ponente el magistrado señor Arias Berrioategortúa, por la que desestima íntegramente la demanda presentada por un padre contra su hija con el fin de modificar la pensión de alimentos establecida en el procedimiento de divorcio anterior.

Puedes conocer más sobre esta noticia desde:

 

Comentarios

Comentarios